Solidaridad con Colombia en los Países Bajos

ANTICONQUISTA
Demonstrators carry banners in support of the Colombian people and against the strong police repression that the Duque government is using in Colombia against demonstrators demanding social improvements. during the demonstration on May 7, 2021 in Amsterdam, Netherlands. (Photo by Oscar Brak/NurPhoto via Getty Images)

By: Handsoffvenezuela-Netherlands

Varios miles de personas marcharon y protestaron contra el régimen represivo colombiano – la agencia de prensa holandesa ANP, sin embargo, sólo contó unas pocas docenas.

El viernes 7 de mayo se anunciaron manifestaciones de protesta en La Haya y Ámsterdam en solidaridad con los colombianos que están en huelga y luchan contra las numerosas violaciones de los derechos humanos y la explotación neoliberal y la pobreza en su país.


Esto fue motivado por una serie de medidas que harían la vida aún peor y más dura para muchos colombianos, como el enorme aumento del IVA, la subida del precio de la gasolina, el desmantelamiento de los servicios sociales, la congelación de los salarios de los funcionarios,…. y, por otro lado, la fuerte reducción del pago de impuestos de las grandes empresas y los poderes adicionales del Estado para vender empresas públicas. Estas exigencias del FMI fueron las gotas que hicieron rebosar muchos cubos en el país.

La participación en estas manifestaciones de solidaridad en las principales ciudades fue realmente abrumadora:

  • En La Haya, unos 500 manifestantes se reunieron frente a la embajada de Colombia y corearon consignas contra las políticas del gobierno colombiano y la represión asesina del ejército y la policía.
  • En Ámsterdam, unos 2.000 manifestantes se reunieron en la plaza Dam para pronunciar discursos y realizar dos largas marchas por la ciudad, hasta llegar al consulado colombiano. Allí la manifestación se disolvió con bastante rapidez porque no había espacio en el estrecho lado del canal para tantos miles de manifestantes.

En total, varios miles de manifestantes motivados y emocionados habían acudido a responder a la convocatoria. La organización permitió que se desarrollara de forma muy ordenada.


Sin embargo, la renombrada agencia de noticias ANP “contó” e informó de sólo unas pocas docenas de manifestantes. Ningún periódico se tomó la molestia de hacer mención de ello, y menos aún de mencionar un número más realista.

¿Por qué esta renombrada agencia de noticias transmite una información tan extremadamente falsa a los
Países Bajos y al mundo? ¿Seguro que algo así no puede durar mucho tiempo? ¿O es que hay algo muy
malo en el país de los medios de comunicación?

Parece que sí, por varias razones:

  • En contra de lo dispuesto en el artículo 11 de la Constitución, en Holanda no hay diversidad informativa. Ya no hay medios de comunicación independientes y críticos y casi no hay periodistas profesionales comprometidos. Desde hace ya bastante tiempo. Todos los periódicos, nacionales y regionales, a excepción del FD y el RD, han sido comprados por dos familias multimillonarias de Bélgica, que dictan lo que se puede o no se puede escribir. Los periodistas asalariados, fijos o autónomos, han aceptado que su información debe corresponder a este reportaje deseable. En todos los demás países occidentales existe una situación similar, en mayor o menor medida.
  • La Oficina General de Prensa Holandesa (Algemeen Nederlands Persbureau – ANP) se fundó en 1934 como una alternativa honesta a las agencias de noticias comerciales. Tiene oficinas en La Haya, Ámsterdam y Bruselas y representa también a los servicios de prensa de Agence France-Presse (AFP), Deutsche Presse Agentur (DPA), EFE (España) y Belga (Bélgica). Sin embargo, tras la privatización en 2000 y varias adquisiciones posteriores, acabó siendo propiedad al 100% de Talpa, la empresa comercial de cine, reality shows y medios de comunicación del multimillonario John de Mol. A pesar de que presenta cualquier cosa menos información honesta, sigue siendo considerada por los medios de comunicación establecidos como la autoridad en materia de noticias holandesas y europeas.
  • Un puñado de periodistas sinceros e independientes que viven del crowdfunding y de las donaciones comparten su información sobre todo en línea en sitios de Internet que en muchos aspectos están vetados y son invisibles por los servicios de Internet (todos ellos propiedad de multimillonarios), por lo que apenas se les conoce. Sus mensajes, informes y análisis son calificados por los medios de comunicación establecidos y los políticos como “fakenews” peligrosamente engañosas. En particular, los dos nuevos periódicos independientes son blanco de calumnias y burlas. Esta hostilidad es adoptada por la gente que no conoce el mal.
Demonstrators carry banners in support of the Colombian people and against the strong police repression that the Duque government is using in Colombia against demonstrators demanding social improvements. during the demonstration on May 7, 2021 in Amsterdam, Netherlands. (Photo by Oscar Brak/NurPhoto via Getty Images)

Esta impresionante solidaridad con Colombia se oculta al público holandés y occidental-internacional porque

  • Colombia -aunque sea un narcoestado- es el aliado regional más firme del bloque de poder occidental, con nueve bases militares estadounidenses. Como socio de la OTAN desde 2017, participa en planes y ejercicios militares.
  • Colombia está muy militarizada. Tanto los soldados como los paramilitares han recibido entrenamiento de combate en Estados Unidos, Reino Unido e Israel, y de entrenadores israelíes y fuerzas especiales estadounidenses en Colombia.
  • Desde Colombia se llevan a cabo ataques regulares contra Estados no alineados, como Venezuela, y se amenaza a los países que están considerando su propio camino independiente. La orientación en esto recae en gran medida en los Estados Unidos.
  • Para los Países Bajos, Colombia es una cabeza de puente esencial para el control y la preservación de las islas poscoloniales de Aruba, Bonaire y Curazao, que todavía forman parte del Reino Holandés. En cada una de esas islas hay un consulado colombiano. El primer viaje al extranjero del ministro de Asuntos Exteriores, Stef Blok, en abril de 2018, fue a Colombia, en relación con las tres islas ABC.
  • El gobierno holandés apoya la guerra híbrida, incluidos los intentos de golpe de Estado en Nicaragua, Venezuela y Bolivia, con la justificación de que los gobiernos socialistas de esos países son represivos, no permiten la oposición, utilizan la violencia contra manifestantes pacíficos y violan los derechos humanos. Estas afirmaciones nunca se basaron en hechos y están refutadas por numerosos informes. Que, en cambio, el régimen colombiano haga exactamente estas cosas, y que haya pruebas suficientes para ello, no encaja con la política del gobierno holandés. Así que trata de ocultarlo y la ANP sale al rescate.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: